Un estudio realizado en el Gran Concepción concluyó que una parte importante de los millennials (o generación Y) penquistas prefieren las casas antes que los departamentos.

El análisis, que incluyó focus group y encuestas online, consultó la opinión de 550 personas de la intercomuna, cuyas edades fluctúan entre los 25 y los 40 años. Éste fue realizado por la empresa de minería de datos Krino para la Inmobiliaria Madesal.

Dentro de este grupo, que pudo contestar las preguntas con texto libre, un 64.3% declaró que vive con hijos y un 62,3% en pareja, mientras un 74% no tiene mascota. Asimismo, un 34,9% de este se grupo de millennials penquistas vive en la casa de otros, un 29,8% arrienda y sólo un 35% tiene una casa o departamento propio.

Del total de encuestados, 77,2% indicó que preferiría comprar una casa, versus un 18,4% que se inclinó por departamentos. Las principales razones de dicha elección fueron el patio y el mayor espacio que ofrecen las casas.

Además, en todos los segmentos socioeconómicos se vieron los conceptos de privacidad, las áreas verdes y los juegos para niños como muy valorados, mientras que las mascotas aparecieron como una razón más preponderante en los C2, C3 y D.

La preferencia de casas por sobre departamentos sorprendió a los ejecutivos, ya que afirman que es opuesto a lo que suelen buscar los adultos jóvenes en otras zonas del país.

Al respecto, el gerente comercial de Inmobiliaria Madesal, Felipe Alcérreca, expresó que “buscábamos las características de los millennials para entender mejor a nuestros clientes y nos encontramos con personas que viven en pareja, con hijos, que prefieren una casa antes que un departamento”.

“Esperábamos encontrarnos con los millennials que definen los libros y las tendencias, pero el hallazgo fue un segmento de personas que, al contrario de lo que indican los estudios en el consumidor de la región Metropolitana, se inclinan por comprar una casa y no departamento. Sólo entre los segmentos socioeconómicos más altos (ABC1 y C2) aparece una mayor inclinación por los departamentos, aunque no aparece como significativa”, acotó.

El ejecutivo añadió que “este estudio sé lo pasamos de inmediato a nuestros arquitectos y estamos trabajando en adaptar nuestros proyectos a los requerimientos de este segmento, que representa al 70% del mercado”.